Qué son los Implantes Dentales

Los implantes dentales, usualmente confundidos con las dentaduras postizas, son reemplazos, implantes de dientes colocados donde un diente tuvo que ser extraído por encontrarse en malas condiciones o haberse caído. En los estudios odontológicos se hacen implantes dentales mediante elementos metálicos que son colocados mediante cirugía en los huesos maxilares, de modo que queden debajo de las encías y el dentista pueda colocar allí las coronas o puentes fijos que harán de reemplazo por las piezas dentarias rotas o perdidas.

Cómo Funcionan los Implantes Dentales

Los implantes dentales se incorporan al hueso mandibular para proporcionar un soporte confiable en el que colocar los dientes artificiales. Los puentes y las prótesis colocados sobre los implantes no se corren ni deslizan en la boca, permitiendental_setup_for_implantsdo masticar y hablar sin problemas. Esto logra que los nuevos dientes artificiales se sientan y sean más cómodos que con los convencionales puentes.

Existen personas a las cuales los puentes o prótesis ordinarios les resultan incómodos porque les generan irritaciones, nauseas o porque los bordes son muy estrechos. La diferencia con los implantes dentales es que éstos últimos no se sujetan a los dientes de ambos lados del espacio en blanco, evitando el desgaste de estos dientes adyacentes.

Información Importante Antes de Recibir Implantes Dentales

  • Los implantes dentales cuestan más dinero que otros métodos de reemplazo y no suelen estar cubiertos por la mayoría de las compañías aseguradoras.
  • Es necesario contar con hueso adecuado y encías sanas para generar el soporte que el implante requiere.
  • Resulta responsabilidad del paciente mantener sanas a las estructuras en las que se coloca el implante. Es importante llevar una higiene bucal adecuada y visitar regularmente al dentista para que los implantes dentales se mantengan a largo plazo.

Los dos implantes que son considerados seguros son el implante subperiosteal y los implantes endiostales.